Vamos a celebrar una gran fiesta en familia este fin de semana con todos los niños de nestra familia y como siempre os digo en Farmacia Altuna nos inspira la vida,  y tanto calor, campo y los niños en cuadrilla , me hace traeros un artículo sobre  como tenemos que cuidar nuestra salud en estas circunstancias. 

 

 

 

   1. Las horas de exposición al sol 

       Ya se que ir a la playa y estar poco rato es complicado, y más con niños, pero es muy importante que elijamos bien a que hora ir a la playa. La organización mundial de la salud, recomienda no exponerse al sol de 10 a 16 horas, ya se que algunos pensarán que es demasiado, pero son las horas de mayor incidencia del sol y cuando los niños son pequeños es muy importante no exponerlos demasiado al sol.

.

     Por supuesto los bebés, no deben tomar nada el sol. Con el que les da cuando van y vienen por la calle es más que suficiente. 

    Recordad que la piel tiene memoria, esto quiere decir que el sol que tomamos de pequeños influye en el envejecimiento que sufre cuando somos adultos. 

2. La protección solar. 

   La crema de protección solar debe aplicarse por lo  menos media hora antes de la exposición al sol. Esto quiere decir que el mejor momento para darse crema de sol es en casa, antes de salir para ir a la playa o a la piscina. 

  Hay que repetir la aplicación de la crema de sol, cada  rato, por supuesto a la salida del agua, una vez secada la piel. 

 Una buena sombra siempre ayuda a cuidar la piel, pero no es suficiente y también requiere darse crema de sol. Ponerse una prenda de ropa ligera en las horas centrales de radiación es una buena manera de protegernos, también un sombrero, pero no por que nos pongamos una blusa o una camiseta, debemos dejar de darnos el la crema. 

 

3.HIDRATACIÓN 

 Con mayúsculas sí, es importantísimo que cuidéis vuestra hidratación, si normalmente se dice que hay que beber litro y medio de agua al día, los días de calor, calor, no os preocupéis por estar a todas horas  con el agua en la boca.

Muy importante que eduquéis a los más pequeños de la casa en que beban constantemente, agua, algún zumo, mejor si es natural, podéis darles una botella divertida , de manera que para ellos beber se convierta en un juego.

Cuidado con las calorías de los zumos comerciales muy ricos en azúcar  tal como los refrescos. Con eso de las vacaciones parece que tenemos la mano más ancha a la hora de permitirles caprichos, y al final, un refresco, un helado, el pescadito frito…. suman una cantidad de kilocalorías que pueden hacer desequilibrar el balance entre consumo y gasto de calorías. 

Aprovechad para comer frutas más ricas en agua como la sandía, tomar gazpachos, zumos naturales variados, batidos hechos en casa con fruta de temporada.. 

Algo tan importante como cuidar que los niños beban, es recordar a nuestros mayores que tienen que consumir líquidos, con la edad disminuye la sensibilidad a la sed y suelen ser los que más suelen padecer las consecuencias del exceso de calor.

 

4. Ejercicio y calor. 

 Ya se que esta de moda salir a correr, y que hay que aprovechar que la gente tiene más tiempo libre para hacer ejercicio, pero hay que usar la cabeza, hacemos ejercicio para estar mejor, pero toda actividad física debe ser paulatina, e ir incrementándose poco.  Además tened en cuenta que no hay que salir a correr en las horas centrales del día, e hidratad adecuadamente según vayáis haciendo ejercicio.

 

 

4 Consejos, sencillos, lógicos, pero que no debéis descuidar para que las vacaciones y todo le verano sea momento para  disfrutar de la familia,  los amigos, y se nos llenen las mochilas de los buenos recuerdos para el resto de nuestros días. 

 FELIZ VERANO 

Un saludo a todos, y ya sabéis que nos encontráis  con Farmacia Altuna en:

FACEBOOK 

TWITTER

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *